The Lost Dreamer











En estos entrañables días en los que nos toca celebrar que el hatajo de palurdos que pueblan las redacciones de los medios de comunicación de nuestro apacible reino son capaces de buscar un puñetero periódico en la hemeroteca (no es tan difícil, basta con que los tengan ordenados cronológicamente), es fácil caer anestesiados por la fragancia de la estupidez.
Así que como de hemerotecas va la cosa y parece que en los medios todos los archivos anteriores o posteriores al 23 de febrero de 1981 se han volatirizado, vamos a repasar unos par de acontecimientos relativamente recientes.

Gaddafi y don Juan Carlos, en el palacio de Bad el Ezeia, atacado por EE UU en 1986. La foto fue tomada en enero de 2009. La he encontrado en la web de El País.

- El Rey Don Juan Carlos visita Libia para estrechar lazos comerciales en 2009.
- Gaddafi visita España en 2007 para estrechar lazos comerciales.

Así que ese mismo monarca que tardó 8 horas en decidir si apoyaba o no la Constitución allá en la década de las hombreras, se dedica en la actualidad a pasear en calidad de invitado por países gobernados por gente de dudosa integridad. Eso sí: es para abrir nuevos mercados.

Niños, siento deciros que los Reyes Magos no existen: son los padres y, para más inri, nuestro amadísimo monarca se codea con algunos de los dictadores más majaderos y sanguinarios del globo. Lo primero es una tragedia. Lo segundo no le importa una mierda a nadie.

Porque si fuera tan grave, la gente no le votaría como jefe del estado, ¿no?



et cetera
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 48 seguidores

%d personas les gusta esto: