The Lost Dreamer











{25 noviembre, 2010}   A la puta calle

Trasladada a http://www.thelostdreamer.com/a-la-puta-calle/

Anuncios


ros says:

Yo preferiría que fuera contra toda la violencia, contra mujeres y contra hombres, que también hay.



Julián says:

PRIMERO: Vamos a ver, el señor Sánchez Dragó QUE COÑO HACE HABLANDO DE UNA CULTURA DE LA QUE NO TIENE NI PUTA IDEA?!?!?!? En primer lugar, no conoce el concepto del uchi no soto. La cultura japonesa es cuanto menos la más extraña ante los ojos de un occidental. aquello que sale en el anime de la ostia monumental que la chica le mete al chaval cuando se pasa de listo es sólo una fantasía. No se trata de machismo, desde luego nosotros lo veríamos así pero obviamente lo que este hombre ha hecho no es liarse con un par de guarrillas, sinó aprovecharse de dos chicas con una personalidad dada en la cultura nipona que se llama Gothic Lolita, ni putas ni nada, no tiene ni idea, habla antes de conocer. Este tipo es un puto pederasta desfasado de cuidado. Cualquiera le llega a ver haciendo eso y le cruza la cara por imbécil y por asqueroso. Y con el tercer quote del post ya se dice todo, pero este hombre qué se piensa que es una mujer? Esto ya no es que sea polémico, es simplemente nocivo.

SEGUNDO: Permitir ese tipo de lenguaje en televisión es de lo más deprimente. Tanta tontería de censura de contenidos adultos por los niños y no se que leches… para luego tener que escuchar esto? Sencillamente increible.

Pero bueno, mientras el rating suba como la espuma por este tipo de comentarios y las ventas se disparen… sigamos dando mal ejemplo.



fpt says:

En pie estoy ovacionando este post. Sí señora.

Y… querido Ros… ¿No tienen suficiente los hombres con tener el monopolio del lenguaje, con unos diez mil años de dominación sobre la mujer, con su descarada ocupación del espacio, con su dominio de los poderes económicos y políticos y armamentísticos como para venir a joder un diíta de mierda que además no suele servir para nada?

Que ya son ganas de tocar las narices, oiga…

Y para muestra, un botón: http://www.escolar.net/MT/archives/2010/11/los-sintomas-del-machismo.html



Ana says:

Pues yo creo que lleva razón Ros, aunque es diferente la violencia machista también otros tipos de violencia afectiva ( en el seno de la pareja) que no tienen ni un día y que no pueden ser ignorados. Incluso hay violencia afectiva en parejas homosexuales ¿Y eso, que día se celebra?
Y una cosa es feminismo y otra hembrismo y tu comentario es un poco …hembrista, por no decir feminazi, que está mal visto.
Y bueno, con ese nick igual vale con que te actualices las DNS,o algo



ros says:

Chico no sé, yo soy mujer y creo en la igualdad en todo, pero he visto casos de violencia de mujeres contra hombres y todo se hace mucho más complicado de verificar… y eso es muy jodido. Yo creo en la igualdad para todo. Y sé que hay muchas cosas que hacer pero, si el día es violencia de género, nos afecta a todos los sexos.



fpt says:

Ser mujer no quiere decir estar a salvo del pensamiento machista, porque vivimos en un mundo que lo es. Con esto no te estoy llamando machista ni mucho menos, en serio, y no quiero faltarle al respeto a nadie, pero es que de verdad… todo es darse contra muros por mucho que trabajemos.

Sólo digo que creo que reclamar eso HOY específicamente está fuera de lugar. Anda que no hay días y días de otras cosas. Pienso, nada más.



fpt says:

Lo de feminazi no está mal visto, a mí me encanta y algún día me haré un tatuaje, aunque histérica me gusta más; los siguientes que suelen ir en ese ciclo de cosas poco originales suelen ser borde o frígida, pero esos ya me aburren un poco.

A mí lo de los días de turno me parece una sacrosanta gilipollez. Pero ya que hay una especie de día oficialista como mero márketing por parte de cierto sector de la administración que parece acordarse de la violencia sistemática contra las mujeres en un día como hoy, eso de venir reclamando que tambièn nos acordemos de los hombres por esta fecha está fuera de lugar y denota cierto pensamiento machista según el cual todo lo que les excluya va contra ellos. Por cierto, sí, entre las parejas homosexuales también existe maltrato. Por cierto, que preguntar “¿Eso qué día se celebra?” es, como poco, desafortunado en la elección del verbo. De todos modos, hay gente estupenda que está trabajando con el maltrato entre gays y lesbianas, como el grupo RARASS (http://rarassfrentealmaltratolesbico.blogspot.com/). Por supuesto que estos grupos no reciben apoyo “institucional”, pero los porqués se los deberías preguntar también a la lista de hombres de cultura que ha glosado The Lost Dreamer en el post. ¿Aquí quién está ignorando otros tipos de violencia afectiva en el seno de la pareja? Yo no, desde luego, y las feministas que conozco tampoco. Si algunas personas os veis en la necesidad de atacar un día contra la violencia específica sobre las mujeres, es que alguien debería mirarse muy mucho si situación interna de alienación con respecto al patriarcado (ay, esa palabra inventada también por las feminazis, ya…)

De hecho, sin esas hembristas tan radicales y mal vistas tú y yo no podríamos estar teniendo esta conversación porque no habría día internacional de nada, y es probable que no tuviéramos acceso a internet, ni derecho al voto, y que Dragó, Sostres y compañía estuvieran por ahí violando niñas sin que por lo menos una mujer o dos le sacasen los colores.

No, si nos merecemos lo que tenemos.

PD: Al ¿chiste? del nick no puedo responder porque no tengo ni idea de lo que hablas. Ilumíname, si quieres. Uso Mac, por si sirve de algo.



ros says:

bueno, los usuarios de mac también descargan desde un ftp verdad ??? la broma no era tan difícil de coger.

Estás muy alterado/a … yo no necesito que me recuerden ningún día lo de la violencia, se perfectamente que no la tolero y eso me basta. Y respeto a la igualdad, es un tema que tendríamos que hablar largo y tendido y yo normalmente hablo con gente que conozco, que hay mucho talibán suelto.



Ahem… no va nada conmigo moderar los comentarios y no me gusta modificar lo que pone la gente en mi blog. Bastante que alguien pone algo, jeje. Pero sí que rogaría por favor abstenerse de ironizar sobre los nombres de la gente porque… bueno, yo soy la primera que usa un pseudónimo y simplemente me parece que no viene a cuento. Toda la discusión restante me parece cojonuda. Gracias a todos y a todas por vuestros comentarios 😀



Ana says:

Jo, no se puede ni trolear agusto. Que gente 😛



fpt says:

La verdad es que con lo del nick no he podido ni ofenderme porque sigo sin pillarlo. Lo intuyo lejanamente… pero es lo que tiene mi analfabetismo tecnológico. Aquí paz y después…



Cuentan que una de mis bisabuelas, señora a la que conocí casi en su lecho de muerte, era una mujer de armas tomar y en particular frente a su marido, un señor pequeñito y esmirriado al que corría a escobazos por el patio comunal del edificio y lo enviaba contra su voluntad a pedir al metro.

Cuento porque lo ví, que un familiar mío se casó con una gorda zafia y hortera que acabó destapándose como prostituta en ratos libres e histérica vil y manipuladora que llegó a preparar una escena simulando malos tratos. El hombre, cacho pan de tonto que es, que lo único que hizo fue salir huyendo, acabó pringando en el divorcio y aún hoy, por aquello de los bienes gananciales, le sigue teniendo que pasar pensión.

Cuento por haberlo oido, y es que los tabiques tienen idem, que un día cierto vecino que tuve -y para los que me conocen, hace ya bastante tiempo, no se vayan a creer nada raro- se quedó en paro, y desde entonces su señora, conocida en el barrio por ser otra histérica de esas que gustan de montar numeritos para llamar la atención y estar siempre enfermas aunque no les pase nada, además de cotilla inefable, quizá pensando en que todo el mundo es de su calaña, ponía al buen calzonazos a diario en la calle a las 6 de la mañana para que nadie se percatase de su presencia en casa en horario laboral, porque claro, ¡qué vergüenza! Cuando el sosodicho ya no tenía puerta a la que llamar en busca de empleo pasaba los días en parques, hasta que claro, algún día, alguien se lo encontró sin que pudiera dar explicación. Lo que estas orejas han escuchado debido a las voces que se oían en esa casa clama al cielo y no alcanzo a comprender que haya cuerpo que lo resista. El comentario no tardó en salir: “éste algún día mata a esta loca”.

Que nuestra tradición de sociedad judeo-cristiana esté basada en siglos de tradición de supremacía masculina, que es palpable hasta, efectivamente, el lenguaje, no exime que la contraparte exista. Bernardas Alba haberlas hailas, húbolas y habralas, porque en el fondo el maltrato contra el otro, sea del género que sea, está entre las facultades humanas. Otra cosa es que la sociedad potencie uno por encima del otro. La expresión “en la cocina y con la pata quebrada” no es de hoy. Además la tendencia natural al uso de la fuerza destaca infinitamente más en el hombre que en la mujer, provocando que no solo los casos factuales sean abrumadoramente mayoritarios, sino además más visibles y más escandalosos a ojos de una sociedad que evoluciona y cada día tolera menos este tipo de cosas que han estado presentes toda la vida.

Sin embargo a veces me pregunto, de forma un tanto maliciosa, y consciente del peligro que encierra esa reflexión, qué pasaría si esos señores que he enunciado al principio, en vez de dejarse apalear con una escoba, hubiesen tirado a su mujer por la ventana. Tengo muy claro lo que se diría de forma pública, y lo demás sería obviado. Ahora le doy la vuelta, ¿qué pasaría si una de estas mujeres que sufren el tormento diario de un hijoputa en casa un día deciden tomar ese camino? No tengo muy claro si afirmar que en el clima de hoy mucha gente lo celebraría.

Con esta vuelta de tuerca espero haber logrado destacar lo delicado del tema, y lo peligroso de hacer trincheras cuando lo lógico es ponerse totalmente en contra de cualquier tipo de agresión doméstica, bien sea psicológica, verbal, violenta y, por supuesto, mortal.

No veo ningún problema en que alguien recuerde que el maltrato doméstico no es monopolio masculino. Ahora bien, cae por su propio peso que las que van al cementerio, mayoritariamente, son ellas, y eso, lo queramos o no, destaca por encima de todo lo demás. También estoy de acuerdo con que eso del “día internacional de x” a veces está llegando a puntos casi cómicos, y cualquier día me veo reivindicando que el percebe gallego tenga el suyo, pero mira, si en determinados casos esto sirve para hacer presente el problema, que la gente ocupada en sus quehaceres levante un ojo y se acuerde de esto, o de cualquier asunto grave, y que se recuerde a quienes se quedaron por el camino, no me parece mal, porque el colectivo humano tiene una grave tendencia a olvidar las cosas, y eso si que es doloroso.

Pero lo que no entiendo es que, sin negar la mayor, que haya una reacción de cierta virulencia y que se pretenda confundir una mención a que la otra violencia también existe con un intento por joder este día, como tampoco que se caiga en la contradicción de defenderlo de esa forma y al final decir que no sirve para nada. Y aún con todo, defiendo que este día exista y que además lo haga con la palabra MUJERES en su nombre, por todo lo que he dicho antes y porque la historia se lo debe.

Me preocupa un poco ver el berenjenal que se ha montado entre personas que claramente defienden, en esencia, lo mismo, así que no quiero imaginar si aparece un cafre de verdad.



Plas Plas Plas Plas Plas (entiéndase todo esto por aplausos)



Vaya, gracias hombre 🙂



fpt says:

Probablemente me vaya a explicar muy mal porque llevo cuatro días hablando de lo mismo y mezclo conceptos por doquier.

Yo no confundiría virulencia (o estar “alterada”, como han dicho por ahí), con defender las posiciones con fuerza y ánimo. Eso lo hacemos porque algunas estamos hartitas de los mensajes sutiles, contenidos, políticamente correctos y mecánicos que se emiten como respuesta a la violencia machista.

Los movimientos sociales hace diez años pedían a las mujeres que denunciasen. Ahora lo hacen algunas instituciones. Nosotras ahora queremos que las mujeres se defiendan. Veremos si dentro de diez años tenemos que dar otro paso. No se trata de defender el día contradictoriamente, sino de no venir a empañarlo con otras cuestiones que al final lo único que reflejan es un blandenguismo descarado y muy poco ánimo por apoyar a aquellas que sufren con un drama humano diario y continuado.

De todo esto tuve que hablar ayer largo y tendido explicando por qué desde la Rede Feminista Galega defendemos una posición de empoderamiento de la mujer y hemos realizado campañas que han sido acusadas de “apología del exterminio de los hombres”: nada más lejos de la realidad, porque cuando hacemos una pintada en la calle que reza “María, mátalo”, estamos dentro de un contexto de opresión y estamos intentando que a una mujer maltratada le llegue nuestro “fuego de puro amor”, que decía Víctor Jara en “El Derecho de Vivir en Paz”. Estamos intentando que se sienta acompañada, capaz, fuerte.
Y lo hacemos porque mientras ellas sufren el horror en sus carnes, el Ministerio de Igualdad y otros organismos lanzan campañas de estigmatización. La última dice algo asó como “te ayudamos a superar tu miedo”, colocando la responsabilidad en la víctima, no en el agresor, redundando en la idea de autoflagelación, de que claro, las pobres mujeres maltratadas son tontas (la campaña extendida reza “Si te trata mal, te maltrata”). Como si una mujer que está en esa situación fuera gilipollas perdida. Y además, difumina la figura del maltratador, no vaya a ser que alguien se sienta ofendido y piense eso de que “van a por los hombres”, así en general.

Las medias tintas, las sutilezas, la falta de fuerza, sólo ayudan a los violentos, precisamente.

¿Que el tema es delicado? Sí, claro, por eso precisamente no hay que venir con eso de que “violencia haberla haila en todas partes”. ¿Quién va por ahí el día de los derechos del niño diciendo que los jóvenes entre 18 y 35 también tienen derechos? Desviar el tema, insisto, es hipocresía y falta de compromiso.

Pero también señalo que por mi parte, de virulencia, nada. Muchas ganas de cambiar las cosas de una vez, eso sí, pero aquí no estamos hablando por hablar (aunque The Lost Dreamer, la pobre, me diga que esto es sólo un blog: todo suma y todo cuenta), y este debate es necesario y enriquecedor, creo.

El sábado, por ejemplo, vamos a realizar una acción en Compostela con cuarenta mujeres que van a portar carteles hasta el Mercado de Abastos. Los carteles serán lemas, frases, nombres de mujeres que ya no están… Y por la experiencia de otros años, muchas mujeres de la calle se paran a preguntar, discutir o informarse por curiosidad. Pocas cosas pueden dar tanta esperanza como ver a una señora de 60 años con sus bolsas de la compra en mano, discutiendo con un policía municipal a raíz de un cartel sobre una silla vacía que dice: “No estoy en la calle porque me asesinaron”.

Os aseguro que contemplar ese intercambio es un auténtico golpe de realidad. Por el resto, supongo que aquí no arreglamos el mundo, pero hay que ser realistas, como dijo el sabio, y pedir lo imposible.

Gracias a tod@s por el debate, en cualquier caso.



ftp, creo que tienes razón en lo que reclamas, pero sospecho que unos medios demasiado extremos pueden contribuir a poner a la sociedad en contra del movimiento feminista. Ten en cuenta que una bolsa de población mayoritaria confunde feminismo con hembrismo y se pone frontalmente en contra de ello se diga lo que se diga. Acepto que los extremos a veces son necesarios para conseguir logros, pero también hay que buscar el equilibrio para no poner al espectador en contra desde el minuto 1…



Como dice TLD defiendes una posición muy fácilmente interpretable como radicalismo extremo, y para evitar eso media mucha pedagogía previa, porque con pintadas como esa ya me contarás, ¿o vais a anexar un papelito desplegable donde explique el resto? Pese a todo, al menos yo, le capto la intención.
Respecto a los mensajes institucionales que encierran roles asumidos, puede ser, aunque es discutible, pero recién levantado no me puedo meter en ese charco.
Y si no hay virulencia, me alegro, pero hija, es que has saltado a la primera como un Sputnik interestelar.

Y yatá, todo dicho con mucho cariño, como bien has de saber.

Teño soños.



Joder tío… bueno, gracias por dedicar tanto tiempo, me siento abrumada XD. Una respuesta interesantísima: por supuesto que no es difícil encontrar casos de violencia ejercida desde las mujeres hacia los hombres o en parejas del mismo sexo. Que todos estamos contra la VIOLENCIA se da por hecho. Que todos estamos contra la violencia dentro de cualquier pareja, también. Pero la ONU instituyó este día no pensando solamente en el maltrato dentro de la pareja, sino en la violencia y la discriminación sistemática de las mujeres: violaciones, ablación del clítoris y demás barbaridades que, no siendo un fenómeno exclusivamente femenino, se han cebado con las mujeres a lo largo de la historia. Vamos, al menos yo lo entiendo así.



Pues eso. Que bien puesto está.



http://www.ramonlobo.com/2010/11/25/maltratadores-y-oportunistas/

A cuento de todo esto.

¿Alguien sabe que ha dicho la Pajín?



fpt says:

Ay dios, sois muy grandes. Sin saña pero con pasión, como siempre. Grazie mile.



Es que los que son los mejores nunca dejan de serlo y siguen donde estaban.

Sono un caixeiro automático.

Bicos sin pericos.

🙂



[…] A la puta calle noviembre, 201022 comentários 4 […]



Los comentarios están cerrados.

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: