The Lost Dreamer











{14 enero, 2011}   ¿No tienes dinero? Contrata un becario: es gratis

Sé que los blogs de becarios son un aburrimiento: somos unos llorones que patalean cada vez que les bajan el sueldo. Encima nos gusta Love Actually. Pero también me da la impresión de que los únicos que sabemos cómo funciona la ciencia en este país somos los que la sufrimos.

Ayer los medios de comunicación se hicieron eco de la orden por la que el CSIC dejaba de tramitar ciertos contratos bastante vitales para buen número de investigadores. La noticia es cierta y algunos conocidos míos la han sufrido en sus carnes. Pero, ¿de qué va todo esto? Pues tiene que ver con el sistema de becas de nuestro país. Cuando una persona (oh si, persona) quiere hacer la tesis, busca laboratorio, hace entrevistas y un investigador le dice “Hey, vente conmigo”. Normalmente esto debería significar que el investigador le hace un contrato para pagar al jovenzuelo por su trabajo pero… ¡OH WAIT! No es así. Lo que suele significar este acuerdo es que el becario tiene permiso para buscar financiación propia para hacer la tesis en dicho laboratorio. Esto es, el doctorando ha de encargarse de pedir becas (FPU, JAE, becas universitarias, comunidades autónomas o adscritas a fundaciones) para llevar a cabo el proyecto que ha acordado con su nuevo jefe.

Idealmente, el doctorando pide la beca, se la dan al poco tiempo y se incorpora al laboratorio con 4 años de sueldo asegurado y sin costarle un duro a su jefe. ¿La realidad? Las becas son pocas (muchas convocatorias se han esfumado con la crisis), cada vez más gente quiere hacer una tesis (eso debería ser buena noticia), el tiempo de resolución de cada convocatoria es muy dilatado (más de 6 meses en muchos casos). Al final, varios meses después de echar varias solicitudes es bastante probable que el jovenzuelo se quede sin beca y tenga que volver a empezar. Normalmente cuando esto sucede, ha pasado más o menos un año desde la primera entrevista que le hicieron. Según las instituciones, esta persona, con su carrera hecha y sus veintipico años debe estar en su casa, esperando a que le llueva una beca del cielo.

Afortunadamente, la mayoría de los laboratorios consideran esto intolerable y utilizan algo del dinero que tienen asignado para hacerle un contrato temporal (de 3 a 12 meses, depende de la bondad del jefe) al doctorando mientras se resuelve el tema de la beca. Si, finalmente, el doctorando no es capaz de conseguir financiación, estos contratos temporales acaban siendo su medio de subsistencia durante la tesis. Pues bien, son estos contratos temporales los que se han eliminado de la política de contratación del CSIC. ¿El resultado? Tengo un amigo al que, literalmente, le han dicho que vaya a trabajar mientras cobra los meses de paro que tiene tras tres años en un laboratorio. Con dos cojones. Todo esto mientras se suprimen o reducen convocatorias de becas sin parar (en 2010, por ejemplo, no ha habido convocatoria para becarios FPU y la Comunidad de Madrid hace ya dos años que suprimió sus becas propias).

La verdad es que la supresión de estos contratos tiene implicaciones más amplias porque afecta de una forma casi idéntica a los investigadores postdoctorales (jóvenes que ya han leído su tesis y que quieren seguir dedicándose a la ciencia), así que el problema es gordo. El final de esta historia llegó ayer, cuando la noticia empezó a saltar a los medios de comunicación y el CSIC, casualmente, emitió una autorización (en PDF) para reanudar este tipo de contrataciones. No obstante, me consta que en las universidades sigue pasando lo mismo y no sé qué van a hacer. Además, no está claro cómo va a ser esta reanudación en el CSIC. Y mientras, los investigadores de este país, investigando con el subsidio del paro.

Eso es todo. Mañana hablaremos del gobierno.

Anuncios


Jorge says:

Lo digo siempre, hay que largarse a Samoa lo antes posible…



Minipimer says:

Sinceramente, llevo pensando desde hace algún tiempo, ¿y qué hago en España?, yo al menos he tenido suerte, trabajo en investigación, y tengo un contrato de 4 años para un proyecto de I+D+I, es decir, están formando un especialista, eso sí, como contrapartida, cobro menos que el vedel, y no es coña…



Al menos tienes un contrato. Eso significa que tienes seguridad social. Es mejor que ser becario…



[…] This post was mentioned on Twitter by Ana Aldea, The Lost Dreamer and others. The Lost Dreamer said: ¿Sabes cómo funciona la Ciencia en España? He puesto algo parecido a una explicación en mi blog: http://wp.me/pWSxo-dI […]



Humano says:

Cuando terminé la carrera tuve frente a mí papeles de matrícula y planes de estudios de universidades de USA, Canadá y Australia. No me marché por no poderme financiar. Me quedé aquí y estuve casi 4 años formándome en investigación básica (biología) con una beca que no estaba demasiado mal y en un laboratorio bien dotado. Hice experimentos, publiqué, asistí a reuniones y congresos, leí tesina, hice los cursos de doctorado, etc.
Tras esos 4 años me fui a la calle. Busqué trabajo fuera de la investigación, pero nada de nada. Todo el tiempo y dinero invertido en mi formación no sirvió para nada. Casi todos mis compañeros becarios acabaron así.
Volví a la universidad, estudié informática y antes de terminar la carrera estaba trabajando.
Por desgracia, esta es generalmente la realidad de la investigación en España.



Pues es una historia muy triste. Si después de hacer la tesis no puedo seguir investigando me va a doler bastante… pero tienes razón, hay un cuello de botella al leer la tesis muy complicado de superar



Estoy de acuerdo contigo en todo excepto en qué alegría en lo de que hay más gente que quiere hacer tesis. No sé en ciencias pero en letras al final acaban dando el cum laude sólo por reconocer que has tenido las ganas de acabar con la investigación, porque muchísima gente no lo hace. A eso súmale lo que ocurre cuando llegas a quinto: entras en modo pánico y dices, “¡oh cielos! ¿encontraré trabajo?”, y decides continuar estudiando para aplacar ese precipicio y para tener una disculpa si continuas desempleado.
Habrá más, ¿pero realmente capacitados? Yo lo dudo, la verdad. Para mí la cantidad no es calidad



Parte de la idea es que deberíamos aspirar a que hubiera más gente estudiando carreras científicas y técnicas. Desgraciadamente en humanidades se tiene a pensar que uno hace la tesis en su tiempo libre, o esa es mi percepción. En Ciencia al menos hemos logrado que eso ya no sea así. Yo la verdad es que me considero más trabajadora que estudiante. Lo que está claro es que si no hay doctorandos ahora, no habrá investigadores en el futuro



La falta de inversión pública en investigación es una de las razones por las que España está a la cola de Europa. Para progresar mañana hay que investigar hoy, y para eso hay que gastar dinero, no hay otra forma. Si seguimos recortando en formación, investigación y desarrollo, acabaremos “subformados y subdesarrollados”.
He sido becario, he tratado con muchos becarios, y los únicos que llegaron a algo fueron los que tenían enchufe en las empresas privadas. El resto, al paro.
La verdad nos hará libres.
Saludos.



Estoy bastante de acuerdo con Madame Tafetán, aunque creo que no compartirá mis motivos xD
Conozco más de un y más de dos biólogos. Recuerdo ver sus clases, en el campus, llenas a reventar, teniendo que dividirse en grupos de mañana y tarde, y eso que las aulas no son pequeñas. Y todo para que, al final, nadie o casi nadie trabaje de lo suyo si no es en la Universidad.
Creo que está mal planteado el asunto desde el principio. Si no hay mercado no debería haber tanta plaza universitaria. Y no se puede pretender que todos los investigadores de España trabajen a cuenta del estado, por supuesto.
En un mundo ideal por supuesto que estaría genial que se investigara todo pequeño asunto investigable, pero muchos trabajos de doctorado dan la sensación de que no son más que una forma de tener acceso a becas y no lo contrario. Vamos a estudiar algo, lo que me den, a ver si sacamos una beca.
Visto que los recursos son limitados (y estoy de acuerdo en que en el caso español son más bien vergonzosos) habría que priorizar qué se quiere estudiar y por qué, con qué objetivo. Premiar a los mejores estudiantes, a los más brillantes, y que investiguen en buenas condiciones.
Y luego pues habrá otras muchas investigaciones que se puedan financiar por empresas privadas porque será por ahí donde tenga salida.
Y, por supuesto, no podemos tener un sistema universitario tan absurdo xD

Todo esto sin que sea óbice para estar de acuerdo contigo en que la inversión estatal es una mierda, que el futuro de España debería estar en i+d y no en turismo y que lo que le ha pasado a tus amigos es una putada enorme.



Precisamente las empresas privadas no tienen interés en investigaciones de base y específicas. Por ejemplo, las farmaceuticas no están interesadas en desarrollar medicamentos para las llamadas ‘enfermedades raras’: cuesta dinero y pocas personas las padecen: no dan beneficios. Si en los hospitales públicos no se trabaja sobre ellas, nadie lo hará.
Sobre la saturación de las aulas, pasa en biología, periodismo o informática. Hay carreras saturadas y otras despobladas, como física y matemáticas. Tengo amigos físicos en paro pero, francamente, son pocos. Cierto es que hay muchos biólogos y no todos son brillantes. No sé como arreglarlo: tampoco todos los periodistas son Gabilondo o Jon Sistiaga.
Lo de fomentar que sean los mejores los que lleguen a investigar ya se hace, demasiado tal vez. A los mediocres nos cuesta mucho conseguir becas



Los comentarios están cerrados.

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: