The Lost Dreamer











{1 febrero, 2011}   Cosas que aprendo leyendo La Biblia (viii): si hay vaqueros, no hay violación

Si hubiere una muchacha virgen desposada con alguno, y alguno la hallare en la ciudad, y se acostare con ella; entonces los sacaréis a ambos a la puerta de la ciudad, y los apedrearéis, y morirán; la joven porque no dio voces en la ciudad, y el hombre porque humilló a la mujer de su prójimo; así quitarás el mal de en medio de ti.
Mas si un hombre hallare en el campo a la joven desposada, y la forzare aquel hombre, acostándose con ella, morirá solamente el hombre que se acostó con ella; mas a la joven no le harás nada; no hay en ella culpa de muerte; pues como cuando alguno se levanta contra su prójimo y le quita la vida, así es en este caso. Porque él la halló en el campo; dio voces la joven desposada, y no hubo quien la librase.
Cuando algún hombre hallare a una joven virgen que no fuere desposada, y la tomare y se acostare con ella, y fueren descubiertos; entonces el hombre que se acostó con ella dará al padre de la joven cincuenta piezas de plata, y ella será su mujer, por cuanto la humilló; no la podrá despedir en todos sus días.
Deuteronomio 22, 23-29

En 1999 los tribunales italianos añadieron la coletilla definitiva a estas leyes sobre la violación. De nuevo, la culpa es de las madres, que las visten como putas. Si quieres descubrir más cosas curiosas sobre La Biblia, pásate por mi sección Cosas que aprendo leyendo La Biblia.

Anuncios


[…] This post was mentioned on Twitter by Jorge Berrocal, The Lost Dreamer. The Lost Dreamer said: Cosas que aprendo leyendo La Biblia (viii): si hay vaqueros, no hay violación: http://wp.me/pWSxo-eP […]



TxemaCG says:

Bueno, esta vez está en el contexto. Recuerda que son un pueblo nómada, no hay carcel y las ciudades son campamentos.



Son nómadas hasta que llegan a la tierra prometida: una vez allí se establecen como todo hijo de vecino. De todos modos, la idea de este post era recalcar lo de que “si la mujer no grita lo suficiente para pedir auxilio, es culpable” que lo de la pena de muerte. Palabras como “apedrear” y “aniquilar” son muy comunes a lo largo de Levítico, Números y Deuteronomio. A eso casi me he acostumbrado ya y no lo considero especialmente reseñable.



fpt says:

a mí que leas esas cosas me sigue dando un miedo que te cagas… (eso, y que mi madre está convencida de que vas a llegar a presidenta del gobierno, con lo cualo, si me dices que lees la Biblia, peor me lo pones, porque tú imagínate por un casual, eh, imagínate, digo, que te das un golpe en la cabeza un día y toda esa información que tienes en la mente se da la vuelta así en un popurri inexplicable y de repente te crees todas estas cosas y nos acabas gobernando y… oh… dios… The Lost AZNAR!!)



UnDuCa says:

aja … ya puestos a sacar de su contexto libros, saquemos de contexto todo usando la perspectiva actual y olvidando que estamos leyendo, leamos literalmente y crucifiquemos a, por ejemplo, Cervantes por cachondearse de los enfermos mentales y de los ignorantes en el Quijote, o digamos que los románticos del XIX no son mas que emos con mejor gusto que los actuales.



Los comentarios están cerrados.

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: