The Lost Dreamer











{26 abril, 2011}   Manual de Lesbianismo

Está una un domingo a primera hora de la mañana tan tranquila viendo la Formula 1 (una de mis mayores aficiones) en el salón. Hamilton consigue adelantar a Vettel por primera vez en lo que va de temporada y te encuentras animando, tu sola, al piloto que más odias desde tu sofá. Como las carreras son más divertidas con Twitter, vas poniendo cosas. Al rato, recibes una respuesta como la que muestro en la imagen: @thelostdreamer te estás convirtiendo en una lesbiana de manual xD.

Te quedas de palo. No sabías que hubiera una sola persona no lesbiana en el mundo que supiera de la existencia del Manual de Lesbianismo. Ese que te dan el Primero de Lesbianismo, cuando descubres en el instituto que te mueres de ganas por hacer manitas con tu compañera de pupitre. El tuit que le dedicó @joansinmiedo me sumió en una terrible crisis de identidad, haciendo que me preguntara si estaría siguiendo bien el manual. Así que empecé a repasar los puntos más importantes del Manual de Lesbianismo para asegurarme de si los seguía o no cumpliendo:

  • Tuitearás todas las carreras de Formula 1. Cuando exista Twitter, claro. Es obvio que este lo sigo cumpliendo.
  • No distinguirás el negro del azul oscuro. Tampoco tengo que esforzarme mucho para cumplir este.
  • Llevarás el pelo corto o, en su defecto, animarás al F.C. Barcelona hasta la muerte. Cumplido. Lo segundo, vaya.
  • Santificarás The L Word. Desgraciadamente este no lo cumplo. Esta asignatura he tenido que convalidarla con Lip Service.
  • Santificarás a Angelina Jolie. Tampoco. Mala lesbiana. Esta me la tengo que convalidad con Anna Torv y otras divas frikis.
  • El Manual de Lesbianismo es un texto largo lleno de normas y del que te examinas cuando entras por primera vez en un garito de Chueca. Por mi propia seguridad, hoy no voy a divulgar más partes de su (extensa) ordenanza, más que la regla de oro. Aquella cuya relectura me ha hecho padecer miedo:

    Pemanecerás en el armario, siempre, sobre todas las cosas. Que ninguna persona, animal o cosa sepa de tus desviaciones sexuales a no ser que tengas la certeza de que vas a practicar el sexo con ella o ello.

    Toda buena lesbiana debe permanecer en el armario durante el resto de sus días. Dios mío. A pesar de mis esfuerzos por ver la Formula 1, animar al Barça o jugar a la XBox nunca seré una buena lesbiana: estoy terriblemente fuera del armario. ¿Qué digo? El armario es un punto en el horizonte para mi. Bueno, nunca seré una buena lesbiana pero al menos hoy podré celebrar el Día de la Visibilidad Lésbica sin que se me caiga la cara de vergüenza. Feliz martes a todas, guapas. Y no olvidéis nunca que las reglas están para infringirlas.

    Anuncios


    A mi no me dieron manual, solo una fe de erratas que no profeso.



    Sin manual? Que crack? Y te dejan entrar en los garitos? Seguro que tienes a todas las seguratas de las puertas encandiladas 😛



    No cumplo casi ninguna de las reglas… exceptuando la The L Word y la regla de oro.. a medias, dentro para la familia, fuera para los amigos. Ahí voy, asomándome.
    Coincido completamente con lo que dices de Anna Torv 😀



    fpt says:

    Me parto con esto, me parto 😀

    Ay, ay, qué bien recuerdo esos gritos de Fórmula 1 y Barça…

    Tres hurras bollos por todas las que desintegramos el armario cual bicho inocente en la mesa de disecciones de Walter Bishop!

    Visibles? NO! Reflectantes!!

    Qué grande eres, rubia.



    Me ha encantado tu post. Felicidades.
    Como buena autodidacta, resulta que cumplo casi todas las reglas del dichos Manual: Barça, pelo corto… Aunque coincido contigo que Lip Service es mucho mejor que The L Word y del armario, ni hablamos. Soy reflectante (como dice FPT) y vivo en un escaparate permanente (pero se puede tocar, si quieres… 😉



    Ser autodidacta sí que mola. Lo que me fastidia es que son muchas las veces que acabamos llegando por nuestros propios medios a las mismas conclusiones. ¿Será que son las correctas? De lo que no cabe duda es de que Lip Service es lo más. Mola ser reflectante. Ya me contarás por dónde cae ese escaparate 😛



    Julia says:

    Es muy grande este post! ;-D



    Muchas gracias wapa 😀



    Dayenni says:

    Jajaja me gusta ver que cada dia nos hacemos notar, yo suelo quien soy una chica que le gustan las chicas… Gracias a dios cuneto con una famiia estupenda que me acepta y no tengo que vivir en el anonimato. Y seguir en mi camino sin mira atras y amar sin miedo con mi cara en olto. Y cuanto al manual no sabia que existiese uno. Pero si creo que cada unas de nostras tenemos nuestro propio manual inato. Saludos a todas y feliz dia de la visibilidad lesbica #haztavisible



    Saludos a ti también y gracias por comentar en el blog. Me alegra no ser la única que lo vive con normalidad 😀



    Netbookk says:

    Cada dia me alucinas más. Me ha encantado, de verdad. algún dia te diré porque. Un beso (apasionado, por supuesto).



    Joder tío, que me sacas los colores… gracias!



    […] no tienes claro si eres una lesbiana de manual, en The Lost Dreamer tienes algunas pautas que deberías cumplir sin […]



    Trumadiv says:

    @TheLostDreamer Facilíteme el artículo donde manifiesta cómo se volvió lesbiana por favor.



    Volverme lesbiana? Pues la verdad es que creo que no me volví lesbiana nunca. Más bien llegó un punto en el que me di cuenta de que lo era. No tengo escrito nada al respecto, algún día caerá, supongo…



    Jajajaja!!!

    Tendré que buscar por ahí un manual de lesbiana… a ver que se cumple o no se cumple! :P:P

    Saludos!! 🙂



    Coño, un manual de lesbianas, mola, pasamelo para así enterarme de uan vez por todas y dejaros tranquilas cuando os encuentre en un bar de copas. 😉



    El problema es que tenemos terminantemente prohibido compartirlo con no-lesbianas: yo me jugué la vida con este post 😛



    Los comentarios están cerrados.

    et cetera
    A %d blogueros les gusta esto: