The Lost Dreamer











{30 mayo, 2011}   Son todos unos hijos de puta

Viernes 27 de mayo. Durante la tarde veo el siguiente texto repetirse en mi timeline de Twitter.

PEGA ESTO EN TU MURO SI QUIERES QUE CUANDO ACAMPEN LAS JUVENTUDES CRISTIANAS PARA VER AL PAPA LAS FUNDAN A HOSTIAS

Sin pensar mucho hice lo que el texto decía: copié y pegué pensando que quien quisiera reproducirlo haría lo mismo (mucha gente así lo estaba haciendo). No caí en la cuenta de que era Twitter. Aproximadamente una hora después, y un poco avergonzada por algunas de las cosas que seguía leyendo por internet, escribí el siguiente tuit.

Un #ff y un abrazo a los policías, guardias civiles y fuerzas del orden honradas y decentes, que trabajan para defendernos. Hoy lo necesitan

Uno de los dos tuits tuvo más de 180 retuits. El otro tres. No hace falta que diga cual es cual. Siempre es más fácil tomar la parte por el todo y asumir consignas como Policía Asesina o No hay pan para tanto chorizo. Al final, la mezquindaz y los errores de unos pocos, siempre acaban empañando la labor encomiable y honrada de la mayoría. Porque somos así. Porque nos gusta tener enemigos cuyo nombre y apellidos puedan escribirse en mayúscula. Porque cuando más malo el gigante, más admirable la lucha. Y así siempre…



Puedes leer esta entrada en bSides



{19 mayo, 2011}   Por qué acabé ayer en Sol

La Puerta del Sol la tarde del 18 de mayo. Puedes ver más fotos en mi Flickr.

Supongo que tras los posts de ayer y el lunes se impone escribir esto. Anoche me encargué de radiar por mi Twitter cómo me iba a la concentración convocada a las 20.00 en la Puerta del Sol por parte de los acampados en ella. Mi intención inicial era pasarme un poco antes y, como había dicho, preguntar a los acampados por sus propuestas e ideas con algo más de calma. Pero a las cinco de la tarde algo cambió:

La Junta Electoral de Madrid cree que la petición del voto responsable a la que se refieren los convocantes “puede afectar a la campaña electoral y a la libertad del derecho de los ciudadanos al ejercicio del voto”. Sigue leyendo la noticia.

A las cinco yo seguía (y sigo) sin estar de acuerdo con lo que se pide en Sol. O al menos con parte de ello. Sigo pensando que esto son brindis al sol y no creo ni que el PSOE sea exactamente la misma mierda que el PP ni que se vaya arreglar el marrón que tenemos a base de gritos. Pero lo que no tolero de ningún modo es que la Junta Electoral prohíba algo permitido por derechos más básicos de nuestra sociedad. Hasta ahí podían llegar las bromas: puedo pensar que la gente que está durmiendo al raso en Sol son unos perroflautas sin propuestas (exagerando), pero en ningún caso voy a tolerar que se les prive de su derecho a quejarse. Que se quejen si quieren contra el color amarillo, yo voy a defender siempre su derecho.

Y esto me llevó ayer a Sol: la indignación ante una decisión injusta de la Junta Electoral de Madrid. Ir me permitió ver, además, que yo el domingo estaba equivocada: las manifestaciones (ojo, no las acampadas) no son un nido de jovenzuelos antisistema ni twitteros en paro. Como bien documentó @Txemacg el domingo, hay de todo. Desde ancianos hasta universitarios, pasando por becarios y familias. Todos con algo en común: están hasta los cojones de la crisis.

Sigo pensando que toda esta historia es un brindis al sol que va a acabar con una victoria todavía más grande del PP en las municipales y autonómicas. Pero también creo en el derecho a cabrearse y a quejarse. Pegar cuatro gritos de vez en cuando, al menos, relaja. No estoy de acuerdo con todo lo que se gritó ayer ahí, pero considero importante que se juntara tanta gente solamente por puro cabreo. Si, al menos, esto sirve para reducir el índice de abstencionistas de este domingo, tendré que comerme mis palabras y decir que, efectivamente, me he equivocado al juzgar el movimiento Democracia Real YA.

Para terminar, un último brindis al sol: una canción que, de puro utópica, es hermosa. Os dejo con mi adoradísima Patti Smith. El poder está en la gente. Aunque no esté claro si creerse eso a día de hoy sea soñar o delirar.

People Have the Power
I was dreaming in my dreaming
of an aspect bright and fair
and my sleeping it was broken
but my dream it lingered near
in the form of shining valleys
where the pure air recognized
and my senses newly opened
I awakened to the cry
that the people / have the power
to redeem / the work of fools
upon the meek / the graces shower
it’s decreed / the people rule

The people have the power
[…]

The power to dream / to rule
to wrestle the world from fools
it’s decreed the people rule
it’s decreed the people rule
LISTEN
I believe everything we dream
can come to pass through our union
we can turn the world around
we can turn the earth’s revolution
we have the power
People have the power …



{18 mayo, 2011}   Por qué no estoy en Sol

La #acampadasol el 18 de mayo a las 8 de la mañana.

Llevo dos días usando mi blog y mi Twitter proclamando mi escepticismo ante la #spanishrevolution, la #acampadasol y el movimiento #15m. Anoche me temí estar equivocada: ¡Vente, infórmate!, me decían. Yo llevaba en pie desde las 7 de la mañana, había trabajado duro y el único sitio al que me quería ir era a la cama. Pero una parte de mi lamentó no hacerlo: A ver si esta gente está decidiendo cómo arreglar España y me lo estoy perdiendo, pensaba.

No pasa nada: paso por Sol a diario para ir a trabajar. Desayuno rápido y voy a la carrera al bus para ver qué se cuece realmente en el Kilómetro Cero. Para empezar, un atasco interesante en a Calle Mayor a causa de la cantidad de lecheras, coches de policía y camiones de la basura que andan por Sol. Ya en la plaza, un mar de cartones cubiertos por una precaria lona amarrada entre las farolas me saludan. Hay gente, no lo puedo negar, hay bastante gente bajo esa lona. La plaza está sucia pero algunos de los manifestantes están pasando escobas y recogiendo cartones ordenadamente. Sol está llena de pancartas: Espe hates you, Sé coherente: no hagas botellón, Toma la calle

Me acerco a la carpa y entablo la siguiente conversación con una chica que recoge su saco de dormir:

La #acampadasol el 18 de mayo a las 8 de la mañana.

The Lost Dreamer: Buenos días. Tengo algo de prisa, pero ¿podrías decirme qué proponéis con esta acampada?
Chica: Estamos contra el bipartidismo.
TLD: ¿Y qué más?.
Chica: (Titubeando) Pues no sé. Espera. ¡Manu, ven, dile a esta chica qué proponemos!.
Manu: Estamos montando asambleas, no queremos bipartidismo. Los políticos son no nos representan y queremos alternativas… ¡Ah! y la Universidad.
TLD: ¿La universidad?.
Chica: Nosotros somos de un comité de alumnos universitario.
TLD: (Empezando a flipar) Esto… vale. (Señalando el edificio de Correos, sede de la Comunidad de Madrid) El domingo va a volver a ganar esa hija de puta. ¿Qué hacemos para que no suceda?
Manu: No lo sé.
TLD: Pero algo tenéis que proponer. La tía esa va a volver a ganar.
Chica: Hemos pasado toda la noche montando asambleas. Nosotros estamos en el Comité de Propaganda (TLD abre los ojos más todavía) pero hay gente discutiendo qué se puede hacer.
TLD: ¿Por qué no montáis un partido político?.
Manu: ¿Eh? No, no queremos.
TLD: Puede montarlo cualquiera. Solo hace falta que te voten.
Chica: Va a ser mejor que te vengas por la noche, que habrá asambleas y podrás enterarte de qué se está haciendo.
TLD: (Recogiendo la mochila) Ok, pues nada, buen día.

Quien se la quiera creer que se la crea. Quien no, pues mejor para él. Esto me han dicho hoy a las 8 de la mañana. Comprendo el cabreo. Comprendo que las democracias occidentales son manifiestamente mejorables. Y me parece genial que se movilice a la gente. Pero estas democracias son, con diferencia, el mejor sistema político que ha implementado la Humanidad. Con fallos, al menos son capaces de tolerar la presencia de opositores sin meterlos en la cárcel. Hay que mejorarlos. Ahora bien, pretender dinamitarlos sin tener ni una sola propuesta me parece un mal chiste. Lo siento. A día de hoy no puedo apoyar la #acampadasol porque me parece un sinsentido. Espero dentro de una semana, un mes o un año escribir en este blog, con letras gigantes, Me equivoqué. Lo siento. De verdad, espero poder hacerlo.



{16 mayo, 2011}   Sentido común YA

Algunos de los jóvenes que se manifestaron el 15 de mayo bajo el lema Democracia Real YA. Imagen tomada de elpais.com

Miles de ciudadanos se manifiestan en varias ciudades Españolas bajo el lema Democracia Real YA. Lo hacen para defender el contenido de un manifiesto cuya lectura recomiendo encarecidamente como ejemplo de idealismo utópico. Estamos ante una afirmación sencilla pero cierta: en este país nada funciona, todo se va al carajo y como consecuencia los ricos son más ricos y los mediocres somos más grises. ¿Soluciones? No gracias, que las busque otro.

Es muy fácil salir a manifestarse una tarde de domingo bajo el lema Vosotros también estáis hipotecados: basta con no tener cosa mejor que hacer. Pero, ¿qué proponen los convocantes y los manifestantes para salir de este malsano círculo vicioso en el que vivimos? Un cambio de sistema. Acabáramos. Esperad, que bajo a manifestarme con vosotros.

Un cambio de sistema. ¿Cómo es que a nadie se le había ocurrido antes? ¿Y qué cambiamos? ¿Aumentamos el salario mínimo pero dejamos abiertas las páginas de descargas? ¿Instauramos un estado comunista salvo para nuestras propiedades y los beneficios que obtenemos de ellas? Es muy fácil manifestarse bajo el grito Todo nos parece una mierda. Dios, hasta yo podría hacerlo. Pero ¿qué alternativas tenemos? España forma parte de una Unión Europea corrupta y vendida a las corporaciones y a los bancos y esta, a su vez, forma parte de un mundo globalizado que se mueve bajo el lema Conmigo o contra mi. No nos llamemos a engaño: no es España la que está jodida. Es el mundo el que está enfermo. Y eso no se arregla pegando cuatro gritos en la calle.

La experiencia nos dice que la mejor forma de acabar con los sistemas es dinamitarlos desde dentro. A todos los que se manifestaron ayer les propongo poner en marcha un proyecto político, con estatutos, candidatos y sedes. A ver si cuando el poder empiece a tentarles siguen defendiendo con tantas ganas todos y cada uno de los puntos de su idealista manifiesto. Si sois tan honrados como decís, no os será difícil montar vuestra propia revolución ética en las urnas. Y por favor, no culpéis a nuestra (vergonzosa) ley electoral para esconder la cabeza bajo la tierra: si tenéis tanta razón y lo tenéis todo tan claro, las masas os seguirán.

Y si no, aguantad el chaparrón del día al día. Frente al terrible bipartidismo, tenemos la alternativa de encontrar un buen pozo de petróleo en Extremadura, colocar en el Palacio del Pardo a un dictadorzuelo que nos guste a todos y dejar de la comunidad internacional nos ría las gracias. Aquellos si que eran buenos tiempos, joder, sin bipartidismo ni hostias. Coño, con Franco esto no pasaba.



Ahora estoy en bSides



En verano de 2008 se filtró (que bien usan las cadenas de televisión el BitTorrent cuando quieren) el episodio piloto de Fringe, la nueva creación de un J. J. Abrams que estaba arrasando con sus Perdidos. La serie se presentaba como la más firme heredera de aquella y contaba con el aliciente de incorporar alguna de las mentes dieron vida a The X Files allá en los 90. La opinón generalizada en internet aquel verano fue bastante unánime: Vaya puta mierda.

Tras muchos tiras y aflojas, pérdidas de audiencia, miedo a cancelaciones, renovaciones anunciadas por Twitter y muchos fans de fiesta; el pasado viernes, casi tres años después, se emitía en EEUU el último capítulo de la tercera temporada de Fringe. La opinón generalizada en internet: Fringe es, de largo, la mejor serie de ciencia-ficción que se está emitiendo en la actualidad. No verla es no estar al día de lo que se cuece en el mundo geek.

Pero, ¿cómo es posible todo esto? Sinceramente, no lo sé. Yo sólo sé que, allá donde voy me siento en la obligación de recomendarla. Pero, cuidado, no se puede ver Fringe a la ligera: si no se está advertido de ciertas cosas, es muy fácil creer que es una serie del montón, con demasiada casquería y personajes planos. Si no se ve adecuadamente es posible abandonarla. Por eso aquí escribo un pequeño Manual de Introducción al Universo (ahem) de Fringe.

  • En primer lugar, hay que dejar claro que Fringe es una serie muy irregular. Sobre todo en sus primeras dos temporadas, en las que el grueso de los capítulos son historias autoconclusivas en los que la trama real de la serie apenas se vislumbra. Desgraciadamente muchos de estos capítulos son mediocres y pueden inducir, como ya he dicho, a abandonar la serie por aburrimiento.
  • Si la serie se te está haciendo excesivamente tediosa, te recomiendo que veas solamente los siguientes capítulos de la primera temporada: 1×01 Pilot (lo siento, es malo pero hay que verlo), 1×04 The Arrival, 1×10 Safe, 1×11 Bound, 1×14 Ability (este es fundamental), 1×17 Bad Dreams, 1×19 The Road Not Taken y 1×20 There’s More Than One of Everything. ¿Por qué estos capítulos? Básicamente porque son en los que se avanza realmente la trama y en los que se empieza a producir el auténtico enganche a Fringe.

  • Brown Betty, el episodio musical de la segunda temporada, es uno de los mejores de toda la serie.

  • La mayoría de los pacientes quedan convencidos de que Fringe merece la pena al terminar la primera temporada. No obstante, durante la primera mitad de la segunda se volvieron a cometer muchos de los errores de la primera, con demasiados episodios de relleno, aunque poco a poco fueron arreglándolo. No obstante, los episodios más relevantes de ésta son el 2×01 A New Day In The Old Town, 2×04 Momentum Deferred, 2×08 August, 2×10 Grey Matters y 2×15 Jacksonville, a partir del cual todos los episodios son relevantes para la trama.
  • Llegados a este punto pueden pasar dos cosas:

  • Si has visto el final de la segunda temporada de Fringe y no te has quedado con la boca abierta, lo siento, has perdido el tiempo. Simplemente no te gusta la serie. Y lo que es peor: estás muerto por dentro. (Bromita)
  • Si lo que has visto te ha gustado, siempre estás a tiempo de volver atrás y ver los capítulos que te has dejado. Como para este momento ya estarás completamente cautivado por los personajes, los disfrutarás más y mejor. Además, puedes divertirte curioseando los detalles de la serie o comprendiendo mejor a los secundarios.
  • Finalmente, después de todo esto, tenemos la tercera temporada de Fringe. No voy a spoilear nada ni a hacer un análisis de todo lo que ha pasado: hay muchos y mejores blogs especializados que ya lo han hecho. Solamente expongo mi opinión: la tercera temporada de Fringe es de lo más grande que he visto en televisión en muchos años. No hay ni un solo capítulo malo. La mitología de la serie está perfectamente a la altura de clasicazos como Expediente X, los fans estamos hipermotivados y, ante todo, el retrato de los personajes ha alcanzado un detalle difícil de mejorar. Llegados a este punto, todos los capitulos malillos de las primeras temporadas han merecido la pena. Y por eso recomiendo Fringe a todo el mundo: porque aunque sé que cuesta verla (a mi tuvieron que destripármela para que me animara a verla, no os digo más), merece la pena.



    {5 mayo, 2011}   La Caza de Bin Laden

    Hoy en mi blog cuento con un invitado de excepción: Lebonneloup, politólogo, habitual comentarista en este blog, twitero y, sobre todo, un gran amigo mío. Lebonneloup sabe de terrorismo mucho más que yo y se ha animado a escribir un extenso e interesante artículo sobre los acontecimientos de los últimos días en el panorama internacional. Es un poco largo, pero de lectura obligada para quien quiera tener una opinión completa sobre el asesinato de Bin Laden. Disfrutadlo.

    Hace tiempo que tengo claro que, ante estas cosas, más vale tener un poquito de paciencia, porque en días sucesivos comenzarán a clarificarse algo más las cosas, se irán sabiendo otras, y con cuanta más información, mejores análisis pueden hacerse. Ya desde el minuto uno se produjeron meteduras de pata de envergadura, quiero pensar propias de las prisas, como la del diario El País, colocando en Afganistán un mar inexistente desde que la geografía es tal cosa, o el espantoso ridículo la de la RAI o la Tele5 italiana hablando del cadáver de “Obama”. Sea como fuere, uno no deja de pecar de inocente sabiendo de antemano que la catarata de informaciones y, lo que a veces es peor, opiniones, va a venir en forma de maremoto, y al final no hay modo de resistirse y acabamos diciendo algo, asi que vamos a ello.

    En primer lugar vaya la advertencia. Por mucho que en los siguientes días lleguen comunicados oficiales, doy por sentado que buena parte de todo este asunto caerá bajo una etiqueta de seguridad nacional de uno u otro nivel y que tardaremos décadas en llegar a la información total. Confiemos en que al menos, todos los documentos tengan una fecha finita en su nivel de secreto. De modo que a partir de aquí cualquier cosa que se diga debe hacerse con un pie asentado sobre arenas movedizas y un cierto margen de duda. No se trata de espíritu conspiranoide: es la simple asunción experimentada de que en estos asuntos la luz no lo alumbra todo y el taquígrafo no se entera de alguna parte, y al final o nos contentamos con la historia oficial o damos pábulo a la que no lo es, por cuyo poco riguroso filtro se nos suelen colar historias calenturientas entremezcladas con otras que, a veces, resultan más creíbles y sostenibles como basamento de una duda más que razonable.

    La primera reacción a la noticia a uno le llega por las tripas y no puede evitar una cierta satisfacción. Ha desaparecido el promotor de la nebulosa de Al Qaeda, el gran financiero del terrorismo internacional de los últimos casi veinte años, el gran icono aglutinador del radicalismo salafista, el agitador de la muerte, el último referente ideológico de un movimiento que ha dejado miles de muertos alrededor del mundo. Aborrezco el odio que ha diseminado. Aborrezco su integrismo. Aborrezco su visión rigorista de su propia religión y su estrecha y maniquea concepción del mundo. Lo aborrezco a él como he aborrecido, desde que tuve conocimiento de ellos, a todos los Torquemada del mundo, y a los Pinochet, a los Stalin, a los Pol Pot, a los Mussolini, a los Franco, a los Videla, a los Millán Astray y un largo etcétera que si continuo no le veo final. No me sirven las justificaciones basadas en certezas sobre la opresión de los pueblos musulmanes en determinados lugares del mundo. No me sirve la excusa de la pobreza que empuja a los desesperados a abrazar al rigorismo y lanzarse al martirio. Hitler también tenía razones palpables e innegables cuando vomitaba sobre el infame Tratado de Versalles, y eso jamás sirvió, a la postre, para que nadie le justificase ni lamentase su desaparición. Muchos quizá lamentaron que el infame tirano austriaco se quitase la vida y obligase a llevar la guerra hasta la mismísima vertical del búnker en que se escondía, otros tantos (quizá millones, a saber) hubiesen seguido vivos si de alguna forma le hubiesen parado los pies tiempo antes. Sé que esto es terreno muy pantanoso, pero recuerden, he dicho que hablaba con las tripas. Ningún dilema moral.
    Lee el resto de esta entrada »



    {4 mayo, 2011}   Asfixia simulada

    Leon Panetta (Director de la CIA): En este caso, las técnicas de interrogación coercitivas fueron empleadas contra algunos de estos detenidos. Y el debate sobre si podríamos haber obtenido la misma información a través de otros enfoques, creo que siempre va a ser una pregunta abierta.
    Entrevistador: ¿Entre estas técnicas de interrogación coercitivas se incluye la asfixia simulada?
    Leon Panetta (Director de la CIA): Correcto.
    Lee la noticia completa en Cinco Días.

    A la izquierda, la técnica de la asfixia simulada tal y como la entendía la Inquisición hace algo más de cuatro siglos.

    A la derecha, waterboarding, el remake americano de la tortura estrella en Europa durante la Edad Media y la Edad Moderna. Extraída de Público.es

    Que levante la mano quien también piense que no somos mejores que el animal de bellota al que se cargaron a tiros el pasado lunes. Gracias.



    Nos hemos mudado a bSides



    et cetera
    A %d blogueros les gusta esto: