The Lost Dreamer











El Descendimiento, de Caravaggio, que podrá verse estos días en el Museo del Prado con motivo de la visita del Papa

Informa el Museo del Prado, que Benedicto XVI, en su infinita generosidad, nos ha traído un regalo préstamo alquiler a los madrileños y madrileñas: un maravilloso cuadro de Caravaggio último modelo, directamente venido de los (austeros) Museos Vaticanos. El cuadro tiene de todo: sus claroscuros, sus personajes teatrales, su Cristo pálidamente muerto al bajarlo de la cruz… joder amigos, ¡es el iPhone 4 de la pintura barroca!

El Museo presenta en sus salas El Descendimiento (Deposizione) de Caravaggio, excepcional obra maestra del artista que se conserva en los Museos Vaticanos. […] La extraordinaria oportunidad de mostrar esta obra en el Museo se ha visto favorecida por la próxima visita del Papa a Madrid con motivo de la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ 2011), constituyendo su préstamo una especialísima aportación del propio Benedicto XVI a la ciudad que acoge este año la celebración de este encuentro. (Puedes leer la reseña completa aquí)

Y tanta generosidad, ¿a cambio de qué? Pues ya lo sabemos todos: los famosos 50 millones de euros que, entre el Estado y las desinteresadas empresas patrocinadoras, nos han estafado a todos los españoles para que este individuo, que condena el uso del condón en África y niega a las mujeres el derecho al sacerdocio, venga con sus fans a invadir nuestra maltrecha y adeudada villa.

Señor Joseph Ratzinger, a mi me encanta Caravaggio. Tengo todos sus discos, como quien dice. Pero El Descendimiento se lo puede ir usted metiendo por el culo, porque lo va a ir a ver su puta madre. Esto que están haciendo ustedes es una estafa, una pedorreta al sentido común de los ciudadanos que pagamos religiosamente (tiene cojones) nuestros impuestos para que venga usted a decirnos con quien debemos o no casarnos.

Por si no fuera suficiente con estafarnos todo ese dinero (¿cuántas becas de comedor, becas de libros de texto o profesores auxiliares podrían pagarse con ello?), nos trae usted una limosna. Un cuadrito de sus museos. Claro, todos sabemos lo que llevan usted y sus predecesores haciendo con el voto de pobreza durante los últimos dieciséis siglos. Lo han cumplido tan bien y lo han respetado tanto que ahora pueden permitirse ustedes prestarnos un Caravaggio. El alquiler les sale apañado: ganan ustedes 50 millones de euros y la dignidad de decenas de millones de contribuyentes. Todo sea por un lugar en el Paraíso ¿no?.

Anuncios


He cometido un error gigantesco y lo siento, pido unas disculpas enormes. Cuando esta mañana vi el desorbitado precio al que ebooks.com pretendía venderme A Dance With Dragons, despertaron al dragón y lo primero que hice fue escribir un post furioso. Cuando volví de comer y vi que tenía miles de visitas en la entrada empecé a plantearme si no la habría cagado. Intenté ponerme en contacto con ebooks.com para asegurarme de que todo esto no era un gran malentendido. Tardó unas pocas horas, pero finalmente obtuve la siguiente respuesta por parte de ebooks.com

Aaargh yes, how embarrassing. There was an issue with A Dance of Dreams pricing, but it’s now been fixed. The real price is 14.07! Sorry for the inconvenience – and thank you for the heads-up!

Lo cual, en román paladino es algo así como:

Aaaargh, sí, que embarazoso. Hubo un problema con el precio de A Dance of Dreams, pero ya está solucionado. ¡El precio real es 14,07! Sentimos las molestias y gracias por el toque.

No sé si es que el precio de A Dance With Dragons se les ha liado con el de algún libro llamado A Dance With Dreams o qué, pero yo hoy he llegado a unas cuantas conclusiones importantes:

  • Primero se pregunta y luego se postea. Fallo mío.
  • La versión ePub de A Dance With Dragons se puede comprar por 14 euros aquí. También se puede adquirir la versión para Kindle (que cuesta unos 11€ según dice la gente en los comentarios) y usar un programa llamado Calibre para convertirlo al formato que se quiera.
  • Los chicos listos compran Kindle. Los pardillos compramos los demás lectores. A base de leer comentarios he aprendido que Amazon es tan gigante que consigue vender todo siempre asombrosamente barato y que esa es la auténtica ventaja de su lector de libros electrónicos.
  • El poder de Menéame es incomensurable y Los servidores de WordPress.com son de adiamantum.
  • Dicho esto, a pesar de mi error, parece que se ha generado un debate muy interesante sobre el precio de los libros electrónicos. Mucha gente piensa que 14 euros todavía es un precio excesivo para una descarga digital, así que todavía queda mucho por decir sobre el tema.



    AVISO: Esta entrada contiene errores. Lee la RECTIFICACIÓN aquí.

    La web de ebooks.com, que vende A Dance With Dragons en formatos alternativos al Kindle

    Una captura de la web de Amazon.com esta misma mañana con el listado de precios de A Dance With Dragons

    Sí amiguitos, hoy se publica A Dance With Dragons y yo, inepta de mi, había decidido comprármelo en formato electrónico por una simple cuestión de que mi lector de ebooks (un maravilloso Scriba de Woxter) pesa la décima parte de lo que pesa la edición impresa. Empieza el circo: me voy a Amazon sin mucha esperanza y compruebo que la única versión electrónica que venden es la compatible con su Kindle. Pero lo peor no es eso: lo peor es comprobar que la edición digital es más cara que la de tapa dura (sin contar con los gastos de envío). Esto es, me gasto 200€ en el aparatito, tu te ahorras el papel, la tinta, las tapas y la gasolina y encima me cobras más. Amiguitos editores, ¿os creéis que yo soy gilipollas?

    Aún estupefacta sigo mi periplo, intentando encontrar una web que venda el libro en un formato compatible con mi lector. Acabo en ebooks.com y me llevo el soponcio de la semana: A Dance With Dragons en formato ePub es todavía más caro en esta tienda que en Amazon. Y lo que es peor: es que es más caro que la edición física que vende la FNAC de Callao que está a 10 minutos andando de mi casa. En resumen: de locos. De locos y que no, que yo no pago 25 euros por un maldito archivo, por mucho que me guste Geoge R.R. Martin. Le he comprado comics, relatos, libros de ilustraciones, camisetas… le he comprado de todo a este señor, pero 25€ en un libro electrónico no me gasto.

    Y así, niños, es como se consigue que una persona convencida de comprar un libro de su autor favorito acaba bajándoselo de The Pirate Bay porque una cosa es ser fan y otra muy distinta es ser gilipollas. Ahora a leer.



    Puedes leerlo en bSides



    Hace 6 años que no me paso por la Manifestación del Orgullo LGTB que se celebra cada año en Madrid por estas fechas. A cambio me he pasado todo este tiempo entonando el No me representan que tan de moda está últimamente. No me gustaba que, por ejemplo, todas las carrozas parecieran enormes y ruidosos anuncios de marcas y partidos políticos con ganas de parecer un poquito más gay friendly, o que a ellas se encaramaran personas con más ganas de juerga que de reivindicar algo.

    ¿Todas? ¡No! Resulta que estaba equivocada: desde hace cuatro años hay una carroza que ni lleva ni quiere publicidad ni patrocinadores y que se mueve gracias a la voluntad y el dinero de las chicas que la montan y que se suben a ella. Se trata de la carroza de 100 Lesbianas Visibles, de la que este sábado formaré parte. ¿Mis motivos?

  • A la visibilidad lésbica le queda un largo y difícil camino por recorrer, y esto no va a hacerse a base de la cobardía de las chicas que se pasan 364 días al año en el armario. El día que que en el pueblo más pequeño de España dos mujeres puedan besarse en público sin levantar un escándalo será gracias a personas como las que montan esta carroza: con sólidas ideas, compromisos y, ante todo, valor para poner proyectos arriesgados en marcha.
  • Me encanta la idea de la carroza autofinanciada y sin publicidad: para subirse hay que pagar, y eso garantiza que quien esté ahí arriba tiene cierto grado de compromiso más allá de las ganas de pasarlo bien (eso ni se pone en duda, por supuesto). Además, absolutamente toda la decoración de la carroza está hecha por las chicas que la organizan: me parece simplemente genial.
  • Para mi esa sí que es una gran manera de reivindicar la visibilidad lésbica: vivir de acuerdo a ella durante todo el año y reservar un día de éste para celebrar el esfuerzo y los éxitos obtenidos.
  • Según me dicen, la carroza ya está completa y ya no pueden admitir a más gente allí arriba. Pero, por supuesto, quienes queráis defender la visibilidad lésbica (heterosexuales, bisexuales, gays, lesbianas, niños, niñas, monjas, curas, mascotas y demás) estáis invitados a acompañarnos en su recorrido, desde la Puerta de Alcalá hasta la Plaza de España el sábado a partir de las 6 de la tarde. La carroza de 100 Lesbianas Visibles ocupará la posición número 19 en la comitiva del Orgullo, justo antes de la de Juan Por Dios. No olvidéis llevar algo que os cubra la cabeza, crema solar y mucha agua: el calor, como todos los años, va a apretar muy fuerte este Orgullo.

    Por la visibilidad lésbica también lucha la revista online MiraLES, una interesante publicación mensual que abarca diversos temas relacionados con el mundo de las lesbianas y el feminismo. Este mes han tenido la amabilidad de entrevistarme para su sección de bloggeras, cosa que me ha hecho muchísima ilusión y que les agradezco sinceramente, especialmente a Silvia, que ha sido la que ha organizado la entrevista. Quien quiera saber un poco más sobre mi, puede pasarse y comentar por la web de la revista. Y ya de paso le echáis una ojeada, que está muy chula.



    et cetera
    A %d blogueros les gusta esto: