The Lost Dreamer











{19 agosto, 2011}   Carta abierta a Dios

Estimado Dios:
Me dirijo a usted, sin saber bien si existe (una mera cuestión de falta de pruebas), para quejarme del comportamiento de su representante en la Tierra. Sé bien, Dios, que es usted onmipotente y que usted todo lo sabe; pero puede que se le hayan escapado algunas negligencias de sus representantes. No se preocupe, es normal: con la edad no se puede estar en todo, y eso no significa que sea usted un poco menos Dios.

Quería pedirte, Dios (tras 10 años de colegio de monjas yo creo que ya puedo tutearte, espero que tu hagas lo mismo), que le recordaras a tu representante en la Tierra (de un tiempo a esta parte es un señor alemán, pero vale igual para los que vengan en el futuro) que sus palabras solo tienen potestad sobre la comunidad de creyentes que conforman tu Iglesia. Lo que quiero decir, Dios, es que tu representante puede decir misa (y nunca mejor dicho) en lo que a los asuntos de los cristianos se refieren, pero debe recordar que sobre los que no lo somos no tiene ningún poder: ni legislativo, ni ético ni moral.

Es por esto, Dios, que tu representante nada tiene que decir sobre las leyes que aprueba un gobierno que los ciudadanos de España hemos elegido por mayoría (de paso aprovecharía para que iluminaras un poco a tu representante en lo que a asuntos de Democracia se refiere: es complicado, pero tu todo lo puedes); y que mucho menos puede juzgar a quienes queramos fundar una familia que no entre en vuestros estrictos cánones, elijamos morir dignamente y sin dolor o a las mujeres que queremos elegir cómo y cuando reproducirnos, si es que queremos cosa tal. No es cometido, ni tuyo ni de tu representante, Dios, decir lo que debemos hacer quienes no creemos en ti.

Ni que decir tiene que tu representante también comete un error cuando critica a nuestras universides (ya sé que sabes que la educación pública la pagamos entre todos, cristianos, ateos y pastafaristas por igual, con nuestros impuestos) por haber abandonado los valores cristianos en detrimento de la Ciencia. No es la primera vez, Dios, que tu representante dice que los científicos jugamos a ser Dios. Por favor, amigo mío, recuérdale a tu subordinado que los científicos y científicas, lejos de jugar a ser nada, solo intentamos mejorar la calidad de vida de las personas que pueblan este planeta. Por suerte o por desgracia, es más de lo que se puede decir sobre lo que han hecho muchos representantes y acólitos en lugares como África o Sudamérica.

Te pido que reflexiones, Dios, en tu infinita sabiduría, sobre a quien eliges como representante tuyo ante los hombres y mujeres de este mundo. Te lo digo desde el respeto y el buen rollo, Dios, porque estas cosas importan y una mala campaña de marketing está echando a perder el producto que vendes. Piénsalo, Dios: tal vez las buenas obras te permitan ganar el favor de los jóvenes con más facilidad que los eventos faraónicos y multitudinarios. Ten un feliz fin de semana.
Atentamente

Una persona que no da crédito

Anuncios


hazzor says:

Dios no tiene ningún “representante” en la Tierra, pese a quienes se autoproclamen así.



A ver el papa tiene derecho a decir sus cosas, el problema está en los que no aplican la máxima de Javier Armentia: “Usted tiene derecho a decir tonterías pero luego no se sorprenda si le dicen que eso es una tontería.” El problema son los que toman las palabras de este señor como si tuvieran algún poder sobre nuestras leyes. Pero el papa, todo el derecho del mundo a quedar como un tonto.



KATREyuk says:

Me recomendó este post Moonanet y me ha encantado…
No damos crédito… siempre nos quedará el Banco Espíritu Santo xDDDDDD
Un saludo



EHC says:

Pues para mí , esto se podría considerar charlataneria graciosota y algo facilona ( con todos mis respetos a quien lo haya escrito , que se ve que estará harto y necesitará expresarse , como yo ahora) y me explico de manera general y sin destacar puntos de la carta que me han chirriado :
¿Por qué intentar ridiculizar a quien no piensa como tú ? ..que hartura de este descaro masivo y en voz alta , a la hora de criticar lo que no se comparte : Que pesados con querer ridiculizar a la Iglesia y las ideas de los creyentes . .
Siento desde hace mucho , que se intentar mantener la imagen rancia de la iglesia , y que no se quiere reconocer ninguno de sus logros y valores en ninguno de sus terrenos.
Nunca habría yo imaginado que me pudiera dejar bien el gritar ” no te entiendo, ni quiero entenderte ..vamos , ni oirte ! ”
Creo que si la Iglesia, bajo sus convicciones, siente que hacer lo correcto es seguir transmitiendo sus ideas , y si siente que debe colaborar con su opininión , pues la dá . Defienden la opinión de mucha gente aunq otros muchos no se identifiquen con ello, y lo hacen si tienen la oportunidad de hacerlo , como tantos otros. Luego, los dirigentes les hacen caso o no . Ya está ..aunq se quiera dar más tinte al asunto .
Y creo que hay que intentar no ofender a quien cree , a quien siente que tiene Fé . Ellos defienden lo que quieren , es normal ( querer de amar , no querer de dar la gana ; eso lo hace más respetable )

Y ahí dejo otra opinión ! 😉

Fdo: otra laica que tb estudió un porrón de años en colegio de monjas , y tiene respeto por la gente que se siente suertuda por creer en Dios y siente que debe compartirlo.



Un cuento
…ahora que estamos intimando, a la suave luz de las estrellas de septiembre..

Hace años, cuando en este país llamado España, aún había un servicio militar obligatorio, que llamábamos mili, tuve la inmensa suerte y el GRAN HONOR de servir como CABALLERO LEGIONARIO del Rº 93/1 – Tercio Gran Capitán. 1º de La Legión. En Melilla.

Me apunté voluntario, tras una captación, en el insti, los videos desfilando, la cabra y las historias heróicas. Era joven, frisaba apenas 18, valiente -eso creía yo- y tenía ganas de aventura.

Gobernando un Presidente del Gobierno, que se llamaba González, me tocó ir con mi unidad a la guerra (conflicto humanitario) de los Balcanes.

Era un día de junio, el 11 de 1993, después de descargar medicinas en el hospital croata de Mostar.

Un francotirador. El Teniente Caballero Legionario Aguilar murió de un balazo en el cuello. Tenía 28 años.

Éramos una sección de 16 aguerridos Legionarios, un convoy de 6 vehículos armados hasta arriba, 2 BMR blindados, 2 Camiones y 2 Vamtac con material médico de la ONU (UnProFor ), y cuando nos emboscaron, todo fué como un subidón, todo el mundo gritando, los sargentos tratando de bajar al teniente de la torreta del primer BMR, taponando la herida, y el resto cabos primero, intentado poner un poco de orden y saber quién coño nos estaba disparando.

Ver mover las piernas y los estertores del mando, aquel joven teniente, un chaval de 28 años.
Nunca se me olvidará en la vida.

Yo me meaba en los pantalones, rezando el padrenuestro que alguna vez había rezado mi madre conmigo, queriendo salir de allí, aunque fuera corriendo y disparando ráfagas con el Cetme, sin saber muy bien a dónde y con mucho cuidado de no sacar mucho la cabeza fuera del BMR.

Yo! que me creía todo un hombre, con mi camisa desabrochada y el pecho al aire, cuando salíamos de putas por Melilla, blasfemando, riéndonos y bebiéndonos la vida. Copiando todo lo que hacían los veteranos. Venga chaval que no se diga!

Años más tarde, un barco, un petrolero llamado Prestige se hundió, y soltó mucha mierda manchando las playas de mi amado país.

Gobernaba otro señor que se llamaba Aznar. Tenía bigote y muy malas pulgas. Aunque se reía de una forma peculiar. Y dicen que tampoco no lo hizo mal del todo. Pero en fin, ese es otro cuento, que me disperso.

Esta vez lo tenía todo más claro, los últimos pelines de los güevines ya me habían salido del todo.

Me sentía herido de ver las imágenes de mi pais manchado.

Este vez esa diferente. Era aquí mismo. Había ido a Bosnia a ayudar nos decían. ¿Y ahora no iba a hacer nada? NO. Lo tenía muy claro.

Así que mis ansias de hacer algo, me llevaron a Galicia, a Camariñas, a Costa da Morte, con los voluntarios, equipados con monos blancos, rastrillos, mascarillas y capazos. Recogiendo Fuel-oil. “A Merda” lo llamaban allí.

La verdad, fue duro, nuestro grupo éramos cada uno de su madre y de su padre, pero la verdad funcionamos como un reloj suizo.
Los paisanos da terra, nos trataron de maravilla. Hicimos buenas migas. Salimos juntos y hasta algún romance hubo.

Con los días ya hablábamos de todo, y ya que estábamos por allí, pues veíamos tantas cruces de cementerios, y el respeto que había por allí a lo religioso, a los pescadores y mariscadores muertos, en fin, Costa da Morte le llaman y es por algo.

El caso es que una noche después de ponernos las botas con el albariño, las cerveza estrella galicia, las nécoras y los percebes y en los postres con el café y las gotas de augardente y licor café, hablando del trabajo de los mariscadores, y que si ahora había menos miedo, más medios, van con neopreno, en fin dándole un poco de menos valor al tema del riesgo y la muerte.

La abuela del local donde cenábamos, callada hasta ese momento todo el rato, empezó a hablar de un joven que un día hablaba como nosotros, que a él no le pasaba nada, que era joven y fuerte y que salía al mar o al monte cuando quisiera, que no creía en Dios, ni necesitaba a nadie, él sólo se bastaba.

Ocurrió que un día fue a cazar, estaba solo en el monte, y cayó la noche y se vió rodeado por unos ojos, eran lobos, y le entró el miedo, y sin saber porqué se arrodilló en el suelo y comenzó a rezar y a suplicar a Dios que no quería morir, y que si lo ayudaba nunca más volvería a reirse de EL.. A blasfemar.

Dios le escuchó y mandó a los lobos retroceder.

La luz del día se hizo y el joven no aparecía, así que los del pueblo fueron al monte a buscarlo y lo encontraron junto a un árbol…

Pero de tanto que había rezado, las manos las tenía juntas y nunca más se le volvieron a separar.

E o mesmo para os mariñeiros que afunden no mar!!. SOBERBIA FORA!!. SOBERBIA FORA!!

La señora acabó el cuento, con una voz atronadora, y nos quedamos allí quietos y pálidos de repente. Las miradas perdidas. Te puedes imaginar el sudor y escalofrío que me recorrió la espalda.

También me volví a acordar de 10 años antes y del Teniente Caballero Legionario Aguilar, y si le dió tiempo de rezar su último padrenuestro.

Espero que cuando llegue el momento, tú tengas tiempo para rezar tu último padrenuestro y utilizar tu amistad con Dios, ya que estás a su mismo nivel sentada a su derecha. Seguro que eso te ayudará.



Los comentarios están cerrados.

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: