The Lost Dreamer











{4 octubre, 2011}   ¿Quién da más asco, Madrid o los madrileños?

Cogí esta foto el pasado mes de mayo en la Plaza de los Carros, cuando #MadridEstaAsqueroso no estaba todavía de moda (http://twitpic.com/4s46sd)

No seré yo quien defienda a Ana Botella, pero el hashtag #MadridEstaAsqueroso (buen artículo en El País resumiendo el movimiento) me ha hecho reflexionar sobre quién es el culpable de la (más que palpable y maloliente) suciedad de las calles de la capital del reino:

  • Un consistorio que tras endeudarse hasta las cejas en varias obras faraónicas ahora se ve obligado a reducir el número de agentes de limpieza.
  • Unos ciudadanos que son unos guarros redomados.
  • No quiero hacer de abogado del diablo en esta historia: pienso que la ciudad realmente apesta. Pero puede que la gente que mea en la calle, no acierta a echar los desperdicios al contenedor de reciclaje, es incapaz de andar unos metros más para dejar la basura en un contenedor menos lleno en lugar de dejarla en el suelo, patea bolsas de basura, deja minis, botellas, latas y otros recipientes (con o sin contenido) en la vía pública puede tener algo que ver con que Madrid esté (en efecto) hecho una puta y apestosa mierda.

    El equipo de gobierno es el que hemos votado: está claro que Ana Botella poco va a hacer para que nuestra ciudad sea más habitable, eso ya lo sabíamos. La responsabilidad es, por lo tanto, de las personas que vivimos en ella. Si sabemos que hay pocos servicios de limpieza:

  • Reflexionemos un poco sobre a quien votamos, que parecemos gilipollas.
  • Evitemos dejar desperdicios en la vía pública, respetemos los horarios de recogida de basura y animemos a nuestros conciudadanos a mantener un comportamiento cívico.
  • Anuncios


    Caminante says:

    Civismo y educación son dos valores que están relegados debido a que ahora solo se busca la recompensa inmediata.

    La primera (y única) vez que fui a Malasaña me vino a la cabeza una frase de Conan el Bárbaro: “¿Es que aquí nunca entra el viento?”

    De todas formas, y para mostrar que en todos los lugares cuecen habas, una vez que fui a Holanda (Noordwijk) me sorprendió lo limpio que estaba todo… hasta que entré en una cabina telefónica. Era como tu foto condensada en 1 metro cuadrado.



    Olé.

    Demasiado a menudo, y no solamente en esto, se olvida la responsabilidad del ciudadano en muchas cosas.



    Andrés says:

    No es más limpio quien más limpia sino quien menos enscucia, que dicen las madres. Aparte de esta perla de sabiduría popular, entre los vecinos guarros que sufrimos (yo no mancho, y creo que las personas de las que me rodeo también tienen un mínimo de civismo) y lo que no se limpia, es verdad que Madrid está de pena desde hace bastante tiempo.

    Aún así, les hemos vuelto a votar para que sigan haciendo la misma política, así que a disfrutar de nuestra ciudad-vertedero y sus olimpiadas de sortear basura.



    Cuánta razón. Desde luego, dejarnos en manos de los mandamases sería una negligencia sanitaria, entre otras. Todo pasa por recuperar el viejo arte del civisimo, ése que echamos de menos cuando viajamos por Europa y vemos todo limpio, cuidado, etc. El caso es que nos gusta, y pensamos ‘ya podríamos tener esto en Madrid’. Pero en cuanto ponemos un pie en la capital, empezamos a generar mierda como si tuviéramos una máquina mágica para ello. No tenemos remedio. Ojalá seamos reciclables, al menos…

    Saludos!



    Los comentarios están cerrados.

    et cetera
    A %d blogueros les gusta esto: